MUNICIPIOS DEL SURESTE AFECTADOS POR LA MOSCA NEGRA, SE HAN VUELTO A REUNIR ESTA SEMANA CON EL SECRETARIO GENERAL DE LA FMM, JUAN CARLOS MUÑOZ Y LA ADJUNTA A LA SECRETARÍA GENERAL, MARÍA PASTOR

A la reunión, que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Velilla, acudieron representantes de los ayuntamientos de Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Rivas Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio, junto al Secretario General, Juan Carlos Muñoz y la adjunta a la Secretaría General, María Pastor de la FMM.

Juntos abordaron los problemas que la mosca negra y el mosquito tigre, ocasionan cada año a estos municipios y las consecuencias, que fruto de ello, sufren de manera reiterada los vecinos y vecinas.

La Comunidad de Madrid y la Confederación Hidrográfica del Tajo, administraciones con competencia en el parque regional, continúan, sin realizar las tareas preventivas en el cauce del río Jarama, zona donde se generan las poblaciones de estos insectos.

En la citada reunión los ayuntamientos presentes, así como el Secretario General de la FMM, expresaron su preocupación por la falta de prevención que la Comunidad de Madrid mantiene respecto a las plagas que sufren los citados municipios. “Creemos que es una clara dejación de funciones por parte de la Comunidad de Madrid y de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Las competencias en materia de salud pública de menos de 10.000 habitantes son de la Comunidad de Madrid, pero el tratamiento de los cauces son competencia exclusiva de la Confederación Hidrográfica del Tajo. La falta de una Diputación en nuestra Comunidad, al ser esta uniprovincial, hace que sea la propia Comunidad la responsable de dar solución y respuesta a este posible riesgo de epidemia que siempre estará vinculado al periodo estacional.

La limpieza adecuada de la vegetación del río donde se depositan los huevos, o el posible tratamiento con biocidas, son actuaciones necesarias para que las poblaciones de mosquito tigre o la mosca negra no causen las molestias que a los municipios ribereños.

Por todos estos motivos, nuevamente se ha solicitado a ambas instituciones, que sean responsables con las competencias que tienen asumidas en esta materia y que actúen de manera preventiva para controlar las poblaciones de mosquito tigre y mosca negra en los municipios afectados.